info@varilleros.com   91 372 90 97 · 648 663 717

Ventajas de la técnica de Varilleros.

ventajas-varilleros¿Qué es y en que consiste la técnica de varilleros?

Varilleros utiliza una técnica conocida por las siglas RCSP que conlleva grandes ventajas. Para arreglar la chapa de tu coche sin necesidad de pintarla de nuevo, únicamente se extrae la abolladura del vehículo y se devuele a su aspecto original. Mediante el uso de varillas especiales se ejerce la misma fuerza y tensión a la que fue sometida la chapa y pintura pero en sentido contrario, dicho de otro modo, la fuerza que se ejerció para crear la deformación es eliminada. La técnica que se utiliza en Varilleros permite un acabado perfecto. No hay necesidad de emplear masillas, pulidoras o revestir el vehículo con nuevas capas de pintura.

¿Cúales son las ventajas de utilizar ésta técnica?

Cuando compras un vehículo el acabado y la textura de la pintura es dada por un robot. Una maquinaria que consigue un acabado de perfección que al ser repintado en los talleres no se consigue obtener. El aspecto estético original se pierde con el método tradicional. Si se utiliza la técnica RCSP la pintura no sufre ninguna modificación, seguirá teniendo el acabado original. A demás, al no intervenir la mano humana en segundas pinturas se evita que puedan quedar diferencias de tono, motas o marcas de pintura.

Otra de las ventajas es la precisión milimétrica, la técnica tradicional se basa en la percepción visual simple y el tacto, por lo que mínimas irregularidades pueden escaparse en el momento de la reparación. La técnica que emplea Varilleros permite una reparación milimétrica. El uso de la luz mediante lámparas especiales puede detectar la más mínima deformación y el uso de varillas de distintos grosores permite recuperar abolladuras con la precisión de un alfiler.

También es una técnica de gran rapidez en la reparación. No hay que esperar secados ni realizar lijados y casi nunca se necesita desmontar las piezas. Una reparación sencilla puede estar hecha en una media de 45 minutos. Y también hay que destacar que es un proceso que respeta el medio ambiente.

¿y si nuestro coche está en garantía?

Una de las grandes ventajas es que la garantía se mantiene. Al no haber modificado la chapa, ni sustituido ningún elemento y tener la pintura original el coche sigue manteniendo su garantía.

¿Qué tipos de abolladuras se pueden reparar?

El tipo de abolladuras que se pueden reparar es muy amplio, algunos de los casos son:

· Abolladuras producidas por tormentas granizo/pedrisco

· Abolladuras producidas por portazos en laterales, los típicos golpes de aparcamiento.

· Vandalismo callejero: patadas, balonazos…

· Abolladuras en los nervios y dobles de la carrocería también pueden ser reparadas dependiendo del tipo, tamaño y localización.

En general, todo tipo de abolladuras donde la pintura no haya sido afectada y donde la chapa no haya sufrido estiramientos agudos, ya sean pequeñas, medianas o incluso grandes abolladuras.

Por supuesto esta técnica no es milagrosa, y hay cierto tipos de daños en los cuales no son efectiva. Estos daños son golpes extremos o abolladuras que hayan sufrido estiramientos agudos en la chapa.

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply