info@varilleros.com   91 372 90 97 · 648 663 717

VARILLEROS SACABOLLOS – SISTEMA DE VARILLAS
¿ QUÍENES SON LOS VARILLEROS SACABOLLOS?

– Comúnmente conocidos como Varilleros Sacabollos, son los profesionales del sector de la automoción que están especializados en reparar pequeñas , medianas, y incluso grandes abolladuras Sin necesidad de pintar!

¿CÓMO LOGRAN REPARAR LOS BOLLOS SIN PINTAR?

– Primero, lo importante a tener en cuenta es lo que permite con que esta técnica sea posible. Los Varilleros se utilizan de una simple como muy conocida propiedad física de los materiales, la  deformación plástica, o sea, la propiedad mecánica de un material de deformarse permanente e irreversiblemente cuando se encuentra sometido a tensiones por encima de su rango elástico, que en este caso se aplica tanto a la chapa cuanto a la pintura.

En vista de eso, los Varilleros son capazes de devolver la misma tensión que provocó la abolladura, pero ahora en sentido contrário.

Através del uso de varillas con puntas especiales (redondas y pulidas), ejercen presión (un delicado masaje) desde la cara interna de la chapa en los puntos de tensión que crean las abolladuras. Así se devolve a la pieza su estado original.

Además del sistema de varillas, los varilleros tmbién utilizan el sistema de vontosas que vamos hablar un poco más logo abajo en la sección ACESSO:

¿QÚE ACABADO CONSIGUEN LOS VARILLEROS?

– Los Varilleros más experimentados llegan a la perfección dejando siempre un acabado perfecto. En el caso de que una abolladura sea posible de ser reparada con esta técnica, el acabado será infinitamente  mejor si comparado al método tradicional de chapa y pintura.

¿POR QUÉ EL ACABADO CONSEGUIDO CON ESTE TIPO DE REPARACIÓN ES MUCHO MEJOR QUE EL ACABADO DEL MÉTODO TRADICIONAL?

-Primero por que se mantiene la pintura original y por lo tanto la textura original que sólo los robots de las fábricas consiguen, segundo porque no hay cambio de tonos ni aparición de motas ni las temidas aguas por no haber la necesidad de pintar,  y lo más importante de todo, porque los Varilleros tienen como controlar el nivel de la superficie  al milimitro, o sea, tienen un método de medición eficaz  del area a ser reparada (a través de lamparas) y por lo tanto no cuentan tan solo y unicamente  con el tacto de las manos que no son capazes de detectar las minimas irregularidades de la chapa.

Y por fin, porque a través de estas herramientas que a vecez poseen puntas tan afiladas como una aguja, son capazes de sacar bollos de menos de 1 milimitro, y por eso, también son conocidos como artesanos o cirurjanos de la chapa.

Lamparas: ¡La herramienta más importande de un varillero!

Otra vez más la física hace posible esta técnica, la propiedad de la luz de no contornar los obstáculos es lo que dá la precisión al Varillero ya que en caso de haber un bollo la luz pasará al raz por el y por lo tanto la area dañada quedará oscura  y así los Varilleros identifican donde  tienen que trabajar. Los Varilleros expertos pueden identificar minimas variaciones de luz, para eso tienen que tener una visión de aguila y eso sólo se consigue con años y años de entrenamiento!!!

ACCESO

– La eliminación de abolladuras sin pintar se realiza desde la cara  interna del panel dañado, así que el acceso es fundamental para introducir las varillas sacabollos. En alguns casos el acceso es facil y rapido y se dá a través de los agujeros originales del coche o a través de accesorios que facilitan la vida de del varillero, en una puerta por ejemplo, para que no haya que desmuentar el guarnizado podemos acceder a su interior utilizando un cojín hichable y un protector de cristales, e de esa manera podemos entrar con las varillas por el hueco por donde suben las lunas.

Pero no siempre eso es posible, y por lo tanto, en alguns casos no hay más remedio que desmuentar los granizados internos.

Otra opción dependendo del tipo de abolladura a ser reparada es el uso de las tan habladas ventosas sacabollos, estas ventosas trabajan desde la cara exterior del panel, van pegadas a través de pegamentos termofusibles especiales (los hay de verano y de invierno) y sufren una extracción por intermedio de un martillo extractor muy parecido a los que utilizan los chapistas.

El sistema de ventosas tiene sus ventajas y sus contras, las podemos utilizar para ahorrar tiempo y también para ayudaren  las reparaciones con varillas en abolladuras con tamaños bastante considerables o que hayan estirado mucho la chapa como por ejemplo abolladuras grandes produzidas por granizo.

Partes del coche como los montantes o la parte soperior del maletero sólo pueden ser reparadas con ventosas ya que no hay acceso para las varillas.

También los varilleros suelen utilizarlas en abolladuras limpias, es decir, en aquellas que tienen un formato redondo (que no tienen formato de pinchazos) y con esto evitan desmuentar un guarnizado y también ahorran muchísimo tiempo.

En contra, trabajar con las ventosas  supone muchísimo entrenamiento, incluso más que con varillas. Hemos visto muchísimos talleres y chapistas que han comprado las ventosas y herramientas  pero que hoy las tienen paradas debido a complejidad de su utilización.

VENTAJAS DE ESTA TÉCNICA

¡ SE MANTIENE LA PINTURA ORIGINAL Y POR LO TANTO LA GARANTÍA DEL COCHE!

¡AL NO TENER QUE PINTAR, NO VA HABER DIFERENCIA DE TONO DE COLOR ENTRE LOS PANELES, NI MOTAS, NI GOMAS PINTADAS NI LAS TAN TEMIDAS AGUAS DEJADAS POR LOS PINTORES!

¡RAPIDEZ EN LAS REPARACIONES¡ LA GRAN MAYORIA DE LAS REPARACIONES NO SUELEN TARDAR MÁS DE 45 MINUTOS.

¡EN MUCHÍSIMOS CASOS SE EVITA EL DESMONTAJE DE DIVERSOS PIEZAS DEL COCHE!

¡UN SISTEMA DE REPARACIÓN MUY LIMPIO YA QUE NO SON NECESARIOS MATERIALES DE PINTURA (MASILLA, DISOLVENTES, POLVO), Y TAMPOCO PERJUDICA EL MEDIO AMBIENTE!

TIPOS DE ABOLLAURAS QUE PUEDEN SER REPARADAS CON ESTA TÉCNICA?

– Abolladuras produzidas por tormentas granizo – pedrisco

– Abolladuras produzidas por portazos en laterales, los típicos golpes de aparcamiento.

– Vandalismo callejero: patadas, balonazos…

– En general, todo tipo de abolladuras donde la pintura no haya sido afectada y donde la chapa no haya sufrido estiramientos agudos, ya sean pequeñas, medianas o incluso grandes abolladuras.

– Abolladuras en los nervios y dobles de la carrocería también pueden ser reparadas dependiendo del tipo, tamaño y localización.

TIPOS DE ABOLLADURAS QUE “NO” PUEDEN SER REPARADAS

– Golpes extremos.

– Abolladuras que hayan sufrido estiramientos agudos en la chapa.

OJO: ¡NO IMPORTA QUE LA PINTURA HA SIDO DAÑADA, DEL MISMO MODO EL DESABOLLADO ES POSIBLE Y  MUY RECOMENDADO PARA CONSEGUIR UN OPTIMO ACABADO EN LA PINTURA POR NO TENER QUE ECHAR MASILLA!

¡